¡Primera visita gratuita! Ven y conócenos

Edit Template

Reserva tu cita

Tratamientos dentales / ATM - Bruxismo

El bruxismo es un hábito involuntario que hace que los pacientes aprieten la mandíbula fuertemente o hagan rechinar los dientes, frotándolos o deslizándolos, sin ningún objetivo funcional.

La articulación temporomandibular (ATM) actúa como una bisagra deslizante, que conecta la mandíbula al cráneo. Los trastornos de la ATM pueden causar dolor en la articulación y en los músculos que controlan el movimiento de la mandíbula.

El dolor puede deberse a una combinación de factores, como la genética, artritis o una lesión de la mandíbula.

Síntomas

Los signos y síntomas del bruxismo pueden comprender los siguientes:

  • Rechinar o apretar los dientes
  • Dientes aplanados, fracturados, partidos o flojos
  • Esmalte dental desgastado
  • Mayor dolor o sensibilidad dental
  • Músculos de la mandíbula rígidos o mandíbula trabada que no se puede abrir o cerrar por completo
  • Dolor o inflamación de mandíbula, cuello o rostro
  • Dolor similar al dolor de oído, pero que no es un problema del oído en realidad
  • Dolor de cabeza sordo que comienza en las sienes
  • Alteración del sueño

Causas

Los médicos no comprenden del todo qué es lo que causa el bruxismo, pero puede deberse a una combinación de factores físicos, psicológicos y genéticos.

  • El bruxismo durante la vigilia puede deberse a emociones como la ansiedad, el estrés, la ira, la frustración o la tensión. También puede ser una estrategia de afrontamiento o un hábito durante la concentración profunda.
  • El bruxismo durante el sueño puede deberse a la actividad de masticar relacionada con el sueño y asociada con despertarse durante el sueño.

Factores de riesgo

Estos factores aumentan el riesgo de desarrollar bruxismo:

  • Estrés. El aumento de la ansiedad o el estrés pueden provocar el rechinamiento de los dientes. También la ira y la frustración.
  • El bruxismo es frecuente en los niños pequeños, pero suele desparecer en la edad adulta.
  • Tipo de personalidad. Tener un tipo de personalidad agresiva, competitiva o hiperactiva puede incrementar el riesgo de tener bruxismo.
  • Medicamentos y otras sustancias. El bruxismo puede ser un efecto secundario poco frecuente de algunos medicamentos psiquiátricos, como ciertos antidepresivos. Fumar tabaco, beber bebidas con cafeína o alcohol, o consumir drogas recreativas puede incrementar el riesgo de padecer bruxismo.
  • Familiares con bruxismo. El bruxismo nocturno suele ser un rasgo de la familia. Si tienes bruxismo, es posible que otros miembros de tu familia también lo tengan o lo hayan tenido.
  • Otros trastornos. El bruxismo puede estar relacionado con ciertos trastornos médicos y de salud mental, como enfermedad de Parkinson, demencia, trastorno de reflujo gastroesofágico (enfermedad por reflujo gastroesofágico), epilepsia, terrores nocturnos, trastornos relacionados con el sueño, como apnea del sueño, y trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH).

Complicaciones

En la mayoría de los casos, el bruxismo no causa complicaciones graves. No obstante, el bruxismo intenso puede provocar:

  • Daños a los dientes, las restauraciones, las coronas o la mandíbula
  • Dolores de cabeza relacionados con la tensión
  • Dolor de cuello o facial intenso
  • Trastornos que aparecen en las articulaciones temporomandibulares, que se encuentran justo delante de los oídos y que pueden sonar como un chasquido cuando se abre y se cierra la boca

Tratamiento

En muchos casos, no es necesario realizar un tratamiento. Muchos niños superan el bruxismo sin tratamiento alguno, y muchos adultos no rechinan ni aprietan los dientes de manera tan intensa como para necesitar un tratamiento. Sin embargo, si el problema es grave, las opciones comprenden ciertos medicamentos, enfoques y tratamientos odontológicos para evitar que se sigan dañando los dientes y aliviar el dolor o malestar mandibular.

Abordajes odontológicos

  • Férulas y protectores bucales. Están diseñados para mantener los dientes separados para evitar el daño causado al apretar o rechinar los dientes. Pueden estar hechos de acrílico duro o de materiales blandos para ajustarse a los dientes superiores e inferiores.
  • Corrección dental. En casos graves —cuando el desgaste del diente ha provocado sensibilidad o incapacidad para masticar de manera adecuada—, el dentista puede tener que remodelar las superficies de masticación de los dientes o colocar coronas para reparar el daño.

Otros enfoques

  • Control del estrés o la ansiedad. Si el bruxismo está relacionado con la ansiedad, puede ser útil conseguir asesoramiento de un terapeuta o asesor con licencia.

Medicamentos

Algunos ejemplos de medicamentos que se pueden usar para tratar el bruxismo son:

  • Relajantes musculares.
  • Inyecciones de bótox. Las inyecciones de bótox, una forma de la toxina botulínica, pueden ser útiles para algunas personas con bruxismo grave que no responden a otros tratamientos.
  • Medicamentos para la ansiedad o el estrés. Antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad para tratar el estrés u otros problemas emocionales que podrían ser la causa del bruxismo.

Clínica de Murcia

Horario

Lunes - Viernes 9:00 - 21:00
Sábado 9:30 - 13:30

Parking Almudí Gratuito

Exclusivo para clientes [1 hora]

Clínica de Campos del Río

Horario

Lunes - Jueves (Mañana) 9:30 - 13:30
Lunes - Jueves (tarde) 16:30 - 20:30
Viernes 9:00 - 17:00
Sábado Cerrado

© 2020-2023 Sesemann®

Creando 😁 con ♥️ desde 2011

Edit Template