Plasma rico en plaquetas

¿En qué consiste?

Se trata de un tratamiento cada vez más utilizado y demandado en medicina estética debido a sus buenos resultados.

Consiste en inyecciones cutáneas de factores de crecimiento obtenidos mediante una muestra de sangre del propio paciente y posterior centrifugado de la misma, lo cual la convierte en una técnica muy segura.


¿Para qué se utiliza?

Los usos actuales del PRP son múltiples y no sólo se limitan a la medicina estética. En éste ámbito, se emplean para rejuvenecimiento tanto facial, del cuello y zona del escote, tratamiento de cicatrices y arrugas finas, estimulación del crecimiento capilar, etc.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Varían dependiendo del tipo de paciente y sus necesidades, pero habitualmente son necesarias varias sesiones para obtener unos resultados óptimos.